Disco Hibrido

Hace unas semanas leí en Matuk.com acerca de un disco híbrido de Seagate, que usa un módulo de memoria para acelerar los datos entre el disco y la computadora, dando velocidades de acceso cercanas a un SSD.

Como habrán leído anteriormente en este mismo blog, mi experiencia con los SSD ha sido excelente, y la computadora de mi esposa se ha vuelto lenta. Con esto en mente, y como el local del «Chip» Torres me queda un poco lejos, manejé a CompUSA a comprar uno.

El costo es razonable: 500 GB por $150 usd, mas barato que un SSD (aunque acabo de ver un Kingston SSD de 128 por $129) pero con suficiente espacio para aplicaciones y datos.
Acabo de formatearlo, y estoy en el proceso de instalar el Snow Leopard, desde un USB.

Seguiré informando.

Primera actualización: Después de 8 horas (!!) tratando de crear un USB con Snow Leopard, me di por vencido y busqué mi DVD original. Por alguna extraña razón la transferencia de una imagen del sistema al USB tarda mas de 10 horas.

Por fin instalé el sistema e hice una transferencia de archivos, preferencias y aplicaciones del disco anterior, OSX lo hace muy fácil para el usuario. Hoy de tarde reemplazaré el disco físicamente a ver como funciona.

Segunda actualización: ¡Éxito! El disco está instalado, y carga un poco más rápido, el sistema operativo todavía es un poco lento , pero las aplicaciones muestran una gran mejoría. Al parecer con el tiempo se ajusta a las aplicaciones. Veremos.

Espero sus dudas y comentarios.

Proyecto retro: Apple //c

Hace algún tiempo escribí sobre juegos retro y emuladores de Apple ][. Recientemente estuve jugando con el emulador, recordando los viejos tiempos, se me antojo comprar una Apple //c, el primer ordenador Apple que tuve.

Me fui a eBay y encontré desde computadoras muy bien conservadas hasta las unidades pintadas de verde (ufff!) algunas con monitor, impresora y hasta un par de ellas todavía en las cajas originales que nunca se han abierto … increíble.

Hablando con mi amigo Diego, le hablé de mi proyecto y me aclaro algunos problemas de comprar una vieja computadora, como la falta de apoyo y recursos en caso de descompostura.

Aún no he decidido si comprar o no, es algo que ocupa espacio y no es muy útil. Sin embargo, en mi investigación, he encontrado muchas cosas interesantes que me gustaría compartir:

El software (original) que se vende en eBay es muy caro, no menos de 30 dólares por programa.

Los disquettes de 5 1/4 son fáciles de encontrar, y no muy caros, alrededor de $1 por disco.

Se ha creado toda un ecosistema de fanáticos que se encargan de mantener y utilizar estos equipos, hay una reserva de software llamada «Asimov» (ftp://ftp.apple.asimov.net/pub/apple_II/), donde la gente ha subido «imágenes» de discos Apple ][. Se puede encontrar de todo, desde la versión original al la «Crackeada» con todo y firma de los piratas.

Lo más difícil al comprar un Apple II en estos días es conseguir el software físico, o la forma de transferir los programas de «imágenes» de vuelta a los discos de 5 1/4.

Al principio pensé que sería todo un reto, puesto que para poder crear estos discos se necesita hacer uso de cables seriales y programas especiales, tales como Copiar II Plus para transferir al Apple //c y volver a crearlos. Después de leer mucho, encontré tiendas y servicios especializados en Apple II, y uno de ellos, Retrofloppy, que ofrece servicios de transferencia y venta de cables para diferentes modelos de Aplple II, y sobre todo un programa de código abierto, llamado ADT, que se especializa en transferencias de imagen «DSK» a disquete original directamente. Creo que esto ahorra tiempo y esfuerzo.

Después de eso, he encontrado algo aún más interesante: un hardware llamado SVD que emula tres disquetes insertados en la Apple II, //c y otros sistemas como TRS-80 y TI-994A, usando un micro controlador y chips de memoria.

Todo esto me ha animado a comprar una Apple //c, pero voy a esperar y buscar por opciones económicas, pues no voy a invertir mucho en algo que se puede emular.
Sin embargo el ejercicio de buscar en investigar me pareció interesante y lo quise compartir con mis lectores.

Saludos y espero sus comentarios

Steve Jobs, adios, y gracias por haber hecho facil la tecnologia.

Steve Jobs

1955-2011

Emuladores para iPhone

Como he estado jugando últimamente con emuladores, he recordado varios juegos que fueron mis favoritos en esos tiempos tan divertidos.

En esos tiempos se conseguían los juegos importándolos de tiendas estadounidenses pero más frecuentemente intercambiando por anuncios en el periódico. Esto es porque en México no existían proveedores de software, mucho menos para apple, y lo poco que había era escaso y caro.
Recuerdo que había un personaje que vivía al norte de la ciudad el cual te llamaba por teléfono e iba a tu casa con cajas de programas para intercambiar – o vender, si no tenías nada que le interesara. Por suerte y gracias a que al comprar m computadora en Estados Unidos, el dueño anterior me «heredó» una colección de programas bastante grande, por lo que de la noche a la mañana me convertí en uno de los poseedores de las colecciones más grandes de la ciudad.

Junto con un gran amigo – Diego, que también tenía gran cantidad de Software – hacíamos reuniones con el famoso personaje e intercambiábamos muchísimos programas cada dos o tres meses.

Con todo esto, tuve acceso a infinidad de programas que pude usar y disfrutar. Entre mis favoritos estaban Karateka, Donkey Kong, Super Mario, y uno en especial: Hard Hat Mack.
Con esto en mente, estuve jugando en mi Mac un buen tiempo, pero un día esperando en una fila me puse a jugar en mi iPhone, y pensé que sería divertido poder jugar esos juegos en el teléfono.

Me puse a buscar un emulador de Apple ][, pero en primer lugar, Apple no permite emuladores en el AppStore, aunque hay una App llamada «Commodore 64» que en sí es un emulador, pero no permite instalarle mas que algunos programas autorizados.

iDOS icon MiniVMac
icon gameboy4iphone icon genesis4iphone
icon gpSPhone icon mame4iphone
icon sNES icon psx4iphone
icon ScummVM icon snes4iphone

Emuladores

El otro día leí un comentario de mi amigo Manuel López acerca de Beagle Bros, una antigua empresa de programas para Apple II que era aparte de educativa, muy divertida, al agregar mucho humor a sus programas, etiquetas y gráficos en sus paquetes y manuales. eso me trajo buenos recuerdos de la época en que usaba Apple //c, la primera computadora «portátil» que tuve.  Todavía guardo un poster de ellos, junto con el disco y empaque original de uno de sus programas.

Por desgracia todos mis programas originales para Apple II quedaron en casa de un amigo de la juventud, que por distanciamiento nunca me los quiso devolver, por lo que perdí toda mi colección.

Con esa nostalgia me entraron ganas de volver a ver los programas y recordé que tengo algunos emuladores de Apple II para OSX: Catakig, Virtual ][ y OSXII.  Todos requieren el ROM de Apple, el cual hay que conseguir en la red pues es ilegal incluirlo en el programa, por razones de derechos de autor. Sin embargo los tres no dejan de tener «bugs» o errores.

Catakig – Este es de los primeros emuladores y funciona relativamente bien, aunque algunos discos (imágenes de floppys) no son reconocidos y generan error.

Virtual ][ – Es el mas divertido, hace los sonidos del drive, pero no todos mis archivos corren.

OSXII – es el mas rápido de todos, todo lo que he probado funciona, y tiene la opción de color o verde.


Emuladores de Mac

Después de probar estos, recordé que existen algunos emuladores de antiguas Macintosh, como sistema 7 de las 512, y sistema 9 de 68040.

MiniVmac – un emulador de Mac 512, con sistema 7, corre todos los programas que he guardado durante años, muy rápido y sin problemas.

SheepShaver – Este emula el sistema 9 a color, en alta resolución, como la Mac IIci, una de mis computadoras favoritas de todos los tiempos.

Estos son los emuladores que tengo instalados. He encontrado una página con ligas a otros emuladores para Mac OSX, tendré que probarlos para ver que tal funciona.
Los emuladores permiten volver a usar programas antiguos, tal vez recuperar información que de otra forma se hubiera perdido, y sobre todo esa gran nostalgia por la época dorada de la computación personal que muchos vivimos.

Espero sus comentarios.

ATV2: el nuevo standard

Aunque hace tiempo que no escribía por exceso de trabajo, las novedades continúan.  Ahora le toca el turno al Apple TV 2.  En una de mis anteriores entradas hable sobre PLEX, el software de Home Theater que convierte una mac mini en todo un sistema de visualización de medios casero. Permite escuchar música, ver vídeos, TV, y mucho contenido de la red, desde Netflix hasta Hulu, pasando por YouTube y todos los servicios de vídeo en linea.

El problema de Plex es que requiere de una computadora bastante poderosa y cara (mac mini core2 2.4ghz con 4 GB de RAM) y es básicamente tener una mac «desperdiciada» junto a la tele LCD , amen de que hay que prenderla a mano y esperar a que arranque, o tenerla en «standby» o dormida en espera, lo que consume electricidad.  El poderla reemplazar con un dispositivo pequeño y barato libera una computadora que puede ser utilizada para trabajo o vendida a buen precio.

cuando Apple presentó esta nueva versión de su sistema para consumo de medios casero, lo que mas me llamo la atención fue su precio. $99 por un aparato muy pequeño, negro, bastante parco y solo con las conexiones básicas en la parte trasera, un logotipo de la manzana arriba y un discreto «led» al frente.

Normalmente la funcionalidad del ATV2 es bastante básica, limitada a la tienda de iTunes, y enfocada a consumir contenidos de Apple o de computadoras locales.  Este tipo de configuración no va de acuerdo con mi forma de consumir contenidos, por lo que no me interesaba.  Hasta que llegó XBMC.

Como he mencionado anteriormente, Plex es una modificación del XBMC (Xbox Media Center) que nació como una «hack» de la primera consola Xbox para convertirla en un «Media Center». Hoy en día se ha modificado para correr en varias plataformas, y hace poco lo «portaron» a iOS, que funciona en ATV2, iPad e iPhone.

Un amigo me aviso de la disponibilidad de esta aplicación, que requiere tener «jailbreak» o desbloqueo. después de comprobar (con mi amigo como conejillo de indias) que el programa funcionaba muy parecido al Plex, me di a la tarea de conseguir uno, desbloquearlo e instalar XBMC.

El Jailbreak es un poco mas complicado en este aparato pues requiere de una serie de comandos del control remoto (no tiene otro modo de control) y un cable especial (microUSB) que no viene con el equipo. Después de varios intentos quedo listo.  Aquí se complica la cosa y no es para el temeroso o precavido: hay que conectarse vía SSH y teclear:

$ ssh root@[la dirección IP de tu ATV2]
root@[la dirección IP de tu ATV2]'s password: ''el password va aquí, debe ser  "alpine" por defecto''

$ apt-get install wget

$ wget -O- http://apt.awkwardtv.org/awkwardtv.pub | apt-key add -

$ echo "deb http://apt.awkwardtv.org/ stable main" > /etc/apt/sources.list.d/awkwardtv.list

$ echo "deb http://mirrors.xbmc.org/apt/atv2 ./" > /etc/apt/sources.list.d/xbmc.list

$ apt-get update

$ apt-get install org.xbmc.xbmc-atv2

Eso es todo.  Al reiniciar, en la página principal del Apple TV2, XBMC aparecerá habilitando toda la funcionalidad. De ahí solo es cuestión de configurar los servidores locales o computadoras donde se tienen las películas, series música y fotografías.

Lo interesante es que esto puede hacerse también en el iPhone e iPad (previamente desbloqueado) y convierten al aparato en un visualizador de medios portátil, con todas las bondades de XBMC a la mano. La única inconveniencia es que tiene que estar en una red WiFi, por la cantidad de datos que hay que transmitir, pero una película de alta definición se ve perfectamente.

Al final reemplace mi Mac Mini con Plex por este pequeño artilugio, y aunque sacrifiqué algo de dulzura visual, he recuperado una computadora y tengo arranque instantáneo en un dispositivo que no consume ni la mitad de energía o espacio que el anterior.

como siempre espero sus comentarios.

Lectores de Comic para iPad

Desde muy joven me ha gustado la lectura, antes de los 10 años recuerdo haber leído «El libro de oro de los niños» cientos de veces, al igual que toda la colección de Emilio Salgari – Sandokan.

Poco después, leía las tiras cómicas del diario dominical, y una vez a la semana mi padre me daba unos pesos para comprar en el quiosco de la esquina un «Cuentos de Walt Disney» o algo parecido.

Un día – lo recuerdo como si fuera ayer – en un supermercado (Comercial Mexicana para los compatriotas) acompañando a mi madre encontré el tomo «El embajador de las sombras» de «Valerian, agente espaciotemporal«. Tendría yo 12 años.

Desde entonces he coleccionado toda clase de comic Europeo, particularmente en español. Tengo desde la colección completa de Valerian, Asterix, Lucky Luke y Blueberry, Hasta libros de Moebius.

El hecho es que poco a poco se fué volviendo un Hobby» un poco costoso, ya que me llegaban catálogos o revistas de Europa y mandaba comprar seis o diez libros a España, que con la transportación me salían lo que un iPad.

Entonces descubrí el .cbr. Desde entonces «bajo» los comics en este formato, que es simplemente un comprimido de archivos .jpg. Para mí (y mi bolsillo) ha sido una bendición. Ahora sólo compro lo que realmente me gusta, y puedo disfrutar de otros que ya no se consiguen.

Al principio, leía mis .cbr’s en una laptop mac de 15″ con un lector «Simple Comic» que permite ver en pantalla completa, y voltear 90 grados. Se lee con el teclado a la izquierda como un libro abierto. El problema es que se calienta, el ventilador hace ruido, y es pesado.

Como también leo libros y revistas (PDF) se vuelve un poco pesado e incómodo. Un día encontré en ebay una «Motion Computing» – tableta pc de 12″ que la compré.

Había una gran diferencia, aunque corriendo windows había que usar «la plumita» (stylus) para todo, igual seguía pesado, se calentaba y seguía el ruido del ventilador. Además tenía que esperar a que cargara el sistema operativo, la batería duraba dos horas, y la pantalla no era muy brillante.

Entonces llegó el iPad.

Cuando salió el iPad, pensé lo mismo que todos: «¡Excelente para Comics!». El problema es que es muy caro. Al final lo probé y vendiendo el ladrillo de «Motion» pude comprarlo.

La experiencia del iPad es lo más parecido a leer un libro. No hay ratón, pluma o almohadilla táctil. La velocidad de despliegue, calidad, y facilidad de uso son excelentes. No hace ruido, es ligero, prende inmediatamente y se apaga igual. La batería le dura 10 horas, y lo he comprobado: en un viaje a París, usamos el iPad en el avión para leer, jugar y ver películas, y llegamos al hotel con 20% de batería.

le he encontrado nuevos usos aparte de la lectura, Ha sustituido 70% de mi laptop. En el iPad, hay dos tipos de lectores: los básicos y los lectores-tienda. estos últimos sirven de plataforma para la venta electrónica, y ofrecen una buena variedad.

Los más destacados lectores-tienda son Marvel, Digital Comics, Panefly Comics y Ave!Comics. estos ofrecen una aplicación gratuita (menos Ave!Comics, que cuesta .99 centavos) con un formato propietario que permite la lectura viñeta por viñeta. Es muy fácil comprar y leer de inmediato, aunque la mayoría de las colecciones son americanas e independientes.Solamente Ave!Comics ofrece colecciones europeas, y hasta en castellano, pero con una selección muy limitada pero los precios son aceptables.

Dentro de los lectores de .cbr y cbz se encuentran comic Zeal, Cloudreaders, Comic reader Mobi, Comic Viewer, arc reader, Panefly, etc.
Los mas recomendables son Coimc Zeal y Cloudreaders. este ultimo es gratis, y funciona de maravilla con cbr, cbz y pdf. comic Zeal por otro lado tiene un excelente sistema de almacenamiento, que permite guardar en «folders» o colecciones. Todo depende de el estilo que se tenga, pero yo cargo los comics que leo y luego los borro, por eso no requiero un sistema de almacenaje, pero hay quien prefiere guardarlos todos y el segundo programa funciona muy bien.

Ambos programas ofrecen opciones de brillantez, cambio de paginas arrastrando el dedo como en un libro real, multi touch para acercarse y mover la viñeta a placer, y escaneo rápido por medio de una barra inferior.

Dependiendo del formato, algunos comics son legibles en tamaño original, otros hay que acercarse para leer el texto, cosa sencilla al tocar dos veces en el área deseada para acercarse. otra función  que me gusta mucho es el poder «posicionar» la página a cierto tamaño y este se queda fijo para las demás. Esto es mu practico y permite cortar los espacios en blanco de algunos  formatos.

en fin, el iPad es lo mas cercano al lector perfecto en cuanto a libros, revistas y comics, sobre todo del formato americano, y hasta que no salga una versión de 15 pulgadas (tamaño de comic europeo y revistas normales) seguira siendo de mi preferencia.

Ojala y con el arribo de nuevas tabletas en el mercado pueda existir competencia con programas tan poderosos y amigables como los antes mencionados. Android es una plataforma con mucho futuro pero también mucha fragmentación que lo hace poco aceptable cuando se tiene algo tan solido como el iPad.

Espero sus comentarios

Plex – el mejor "Home Theater"

Uno de mis pasatiempos favoritos es el cine; me permiten relajarme y pasar un buen rato con mi familia. Como en el pasado trabaje para una empresa de audio y video, aprendí mucho sobre «Home Theater» o el negocio de el entretenimiento familiar. Las nuevas tecnologías han hecho que sistemas costosos y complejos sean fáciles de emular usando dispositivos relativamente baratos sabiéndolos configurar.

Para quien no lo sabe, hace algunos años un sistema de entretenimiento en múltiples habitaciones, con controles de audio y video, un servidor central de vídeos o DVDs llegaba a costar alrededor de los $50,000.00 dolares.
Hoy en día ese mismo sistema se puede implementar por menos de $5,000.00 dependiendo de la cantidad de televisores y cuartos a utilizar.

Todo esto viene a colación pues quiero compartir la experiencia que fué instalar un «Home theater» bastante elegante, fácil de usar y con espacio para crecer en el futuro.
Existen muchas soluciones en el mercado, muchas son propietarias, pero yo me inclino mas por las de código abierto por tener muchas mas opciones a un costo bajo o inclusive gratis.

En cuanto a Hardware, las PCs armadas son lo mas barato, pero no lo óptimo por el tamaño y el ruido, lo mismo pasa con el Xbox 360, muy ruidoso y se calienta.Al final de cuentas me decidí por una Mac Mini: el precio es un poco mayor que equipos similares, pero a diferencia de éstos trae de fabrica lector de DVD, control remoto es completamente silenciosa.
En aplicaciones se tienen tres opciones:

Front Row, el programa que viene por defecto en el sistema operativo, es muy limitado y esta pensado para consumir servicios de Apple.

XBMC, (Xbox Media Center) programa de código abierto que se desarrollo al principio basado para la consola Xbox, que ha sido adaptado a todo tipo de sistemas operativos.

Boxee, un «fork» o bifurcación del XBMC que ha tenido mucho éxito y tiene hasta su propio hardware.

Plex. otra bifurcación del XBMC, y para mi la mas elegante de todas, con atributos que pueden llenar la mayoría de las necesidades en un sistema casero.

Plex es una aplicación disponible en  OSX, windows, IOS y Android, con una interfase limpia y elegante con un sistema poderoso.
El programa en concreto es un controlador y visualizador de contenidos, como música, películas, series de televisión y fotografías. También dispone de  «plugins» que expande las alternativas de visualizar contenidos de Internet, como Hulu, BBC iplayer, TED Talk, Netflix y servicios de música, imágenes y vídeos como Youtube y Vimeo.

En OSX son 2 programas: el visualizador y el servidor.  el servidor es una base de datos con todos los archivos, nombres, afiches y todo lo referente a el video, película o serie de televisión.

Para los archivos de películas y series, las opciones son tener un servidor de archivos o un disco duro externo,  ambas funcionan bien, y como yo ya tengo un servidor casero, lo uso para archivar películas y tener respaldo de todas las computadoras en casa.

Plex lee del servidor el álbum de fotos, la colección de música, los vídeos caseros y la colección de películas y series televisivas. De hecho veo muy poca TV: normalmente «bajo» películas compradas en iTunes, o convierto mi archivo de DVDs a ficheros AVI, MKV o ISO para guardarlos en el servidor.
Para convertir DVDs uso un programa muy bueno llamado VisualHub, por desgracia fue descontinuado pero con Handbrake se puede hacer lo mismo.

También llego a bajar series de televisión extranjeras que no se encuentran disponibles en tiendas virtuales por medio de torrentes, aunque la mayoría las ponen en sus sitios web al día siguiente, es solo que es mas practico verlo en formato de vídeo que por medio de un navegador.

En cuanto a musica utilizo Shoutcast, musica en linea de todo el mundo con una variedad inmensa.

En estos días cuando escribía este post, algunos amigos me han señalado el Apple TV 2 (ATV2) que puede ser convertido a un servidor muy parecido al Plex, voy a investigar y vere si puedo reemplazar mi Mac Mini por algo asi.

Mientras tanto, espero comentarios y criticas.

Jugando con OBD-II

Siempre me ha apasionado la tecnología y disfruto de enormemente abrir y analizar todo lo que tengo, para entender cómo funciona y tratar de acrecentar su funcionalidad.

Desde muy joven mi padre me inculcó el gusto a los oficios, como la carpintería y la mecánica. Desde entonces ya solía ayudarlo a cambiar bujías, aceite y mantenimiento en general, vaya, hasta llegué a cambiar frenos de tambor y disco. Con el tiempo la tecnología automotriz ha cambiado y ahora los autos usan computadoras que han substituido muchas funciones mecánicas, esto, en cierto modo es bueno, pero dificulta el diagnóstico de problemas pues se necesitan aparatos «especializados» para leer códigos generados por estas computadoras.

El OBD-II (On-Board Diagnostic) es un estandard, creado para comunicarse con la computadora del auto – instalado de fábrica después de 1996. El OBD-II es un conector que se encuentra normalmente entre el volante y los controles de pie, y una vez conectado permite leer, transmitir y modificar datos.

Para tener acceso a estos datos hay que llevar el auto a un taller mecánico o distribuidor autorizado que tenga un aparato lector de ODB-II. Ellos lo conectan al auto y pueden diagnosticar en pocos minutos en que situación se encuentra el vehículo. El aparato es relativamente costoso y los códigos que usa son un tanto crípticos, cosa que aumenta el costo del diagnóstico hecha por el mecánico.

Esto me recuerda cuando hace varios años atrás iba manejando mi SUV cuando de repente todas las luces del tablero se encendieron, y empezó a parpadear el letrero de «check engine». Sobra decir que entré en pánico, inmediatamente me estacioné, apagué el auto y volví a encenderlo. El motor sonaba bien, no tenia ningún ruido, humo o señal de falla, pero todas las luces del tablero indicaban una falla, con el «check engine» todavía parpadeando. Al final llamé al concesionario, quienes me dijeron que podía manejarlo sin problema y que lo llevara al siguiente día. Cuatro días después y $350 menos me reemplazaron un sensor que fue el causante de todo el lío.

Este tipo de experiencias es lo que me impulsó a buscar un dispositivo para leer los mensajes de la computadora en mi auto y tener un control más claro de lo que pasa en el motor.

Kiwi WiFi

Después de mucho buscar, encontré el Kiwi Wifi de PLX Devices, que es un dispositivo que se conecta al ODB-II y manda los datos via WiFi al iPhone, el cual se usa en conjunto con un programa. Existen varias aplicaciones para Windows e iPhone, pero el que me convenció fue uno llamado DashCommand. – Por cierto, tienen una versión para Android.

El aparato y el programa cuestan menos de $200 usd y permiten la lectura de los datos del auto por medio de un panel de instrumentos, como por ejemplo niveles de aceite, gasolina, presión, torque, aceleración, revoluciones por minuto, niveles, etc. También mide el patinaje o derrape, que muestra en tiempo real niveles de movimiento lateral, aceleración, y fuerzas G. El inclinómetro ayuda al monitoreo de nivel de terreno en distintos tipos de carretera, y la pista de carreras crea un mapa visual de el camino recorrido con aceleración y frenado para poder analizar los cambios ejercidos en la pista.

Velocidad

Inclinómetro

Manejo y Consumo

Uso de Combustible

Fluidos

Lo que más me gusta de este programa es la parte de diagnósticos, el cual muestra los errores marcados y su significado, con la posibilidad de borrar el error una vez leído. Un par de veces el sensor de Oxígeno me ha mandado errores, los cuales no son importantes pero que en mi tablero aparecen sólo como «check engine».

De vez en cuando utilizo el Kiwi para monitorear algunos recorridos, y ver el desempeño de mi auto. Lo uso también para revisar los autos de mi familia sobre todo cuando aparecen los errores. El software permite separar por vehículos los resultados, reconociendo a cada cual por el VIN (Número de Identificación de Vehículo) y guardándolo en su propia base de datos.

Una de las cosas que mas me gustan del dispositivo es un pequeño switch en el costado, este permite apagarlo y prenderlo a voluntad, por lo que se puede dejar conectado permanentemente y solo activarlo cuando es necesario.

Pues ya está, es todo por el momento. Estoy seguro que en unos meses saldrán apartos y programas más sofisticados que permitan controlar e inclusive modificar (tuning) la computadora de a bordo para dar mejor economía, aceleración o lo que sea. Ford sacó el Ford SYNC con MyFord Touch que permite un poco mas de control sobre las funciones del automóvil, internet y sobre todo entretenimiento. Otros dispositivos como Mavia permiten hacer todo esto y más, como localización por GPS, y otras opciones en línea que todavía no me convencen, como suscripciones y «geotagging». En fin, el futuro viene muy «Hackeable». Como siempre, espero sus comentarios y sugerencias.

De como renove mi vieja Macbook Pro

Novedad: he instalado un programa que habilita «TRIM» lo que permite a un disco SSD manejar la información mas eficiente y por ende funcionar mas rápido. la liga aquí.
También puedo afirmar que después de un mes de haber actualizado, mi computadora sigue muy rápida, eficiente y puede competir con MacBooks actuales.

Desde hace 5 años tengo una Macbook Pro 2,2, fabricada en el 2006. Es una computadora confiable, fuerte y solo una vez he tenido que cambiarle el disco duro, que murió de repente. Tiene el máximo de RAM que son 2 GB, disco interno de 200 GB y un procesador Intel 2.16 Core duo.
Siempre he procurado tener instalada las última versión del sistema y de los programas que diariamente uso. Poco a poco se ha  vuelto lenta, sobre todo al arrancar y abrir programas.

En el trabajo uso una Macbook Pro i5 con 4 GB de memoria  por  lo que puedo ver  la diferencia entre ambas máquinas. Pensaba que tal vez me convendría sustituirla por un modelo nuevo, pero simplemente no traía  US$2k en el bolsillo, así que tenía que empezar a buscar otras alternativas y/o soluciones.

Después de varias búsquedas, y leer diferentes artículos, entendí que uno de los cuellos de botella era el acceso al disco duro. Dependiendo de la velocidad de este al abrir aplicaciones y leer archivos hace mas rápida o mas lenta la experiencia.
Hoy en día existen muchas opciones de discos, algunos por cierto son bastante rápidos, pero al ser considerar que es para una laptop,  los que son mas rápidos (7,200 a 10,000 revoluciones) producen mucho calor, ruido y requieren de más batería.

Aquí es donde me interesaron los SSD – Discos de Estado Sólido, los cuales son muy parecidos a la memoria RAM, pero que funcionan como un disco duro. Las ventajas de estos son la velocidad de acceso, el poco consumo de energía, y el hecho de no tener piezas móviles, lo que los hacen muy resistentes.  De nuevo, las velocidades de lectura y escritura son increíbles.

Mi Mac tomaba de 45 a 60 segundos en arrancar, cuando la i5 toma como 30. Lo mismo pasaba al correr aplicaciones, Photoshop arrancaba en 15 segundos. Tal vez suene exagerado pero cuando necesitas terminar un proyecto cada segundo cuenta, y sobre todo si tienes una idea o archivo que te urge trabajar.

El problema es que los precios son todavía altos, en comparación con los discos duros normales. Un disco de 240 GB costaba casi US$500. Nuevamente surgía la pregunta ¿Que hago? ¿Como puedo obtener un balance  entre capacidad y precio?
Para quien le interese aprender a fondo sobre SSD, Anandtech tiene una excelente Antología.

Al final decidí comprar un disco de 120GB por 2 razones: es suficientemente grande para instalar el sistema y algunas aplicaciones, con espacio para uso de el mismo sistema y Photoshop como «scratch» o cache, y el precio estaba alrededor de los US$200.   Los archivos y aplicaciones «pesadas» las dejaría en el disco original. El problema era que tendría que convertirlo en externo, pero había otra opción: OWC y otras empresas ofrecen un adaptador que permite reemplazar el DVD interno por un disco duro,  y como casi no uso el DVD, me gusto la idea. Para las nuevas Macbooks OWC tiene el adaptador, pero para mi modelo, requerí de un adaptador especial. OptiBay lo vende, aunque al final lo compre en Ebay por mucho menos ($20).

El mejor disco en mi investigación fue el Mercury Extreme Pro, de OWC. este esta optimizado para OSX, utiliza el procesador SandForce y es el que mejor ha salido en distintas pruebas de sitios tecnológicos. Sin embargo el precio es alto; US $250 por lo que me puse a buscar alternativas, encontrando el OCZ Vertex 2 y el Corsair Force series. Ambos utilizan el mismo procesador SandForce y el OCZ es idéntico en especificaciones al Mercury.

Al final me decidí por OCZ, conseguí uno en descuento por Amazon, y procedí a la instalación (OWC tiene muy buenos videos de cómo hacerlo). Antes de reemplazar el DVD, hice una instalación nueva de Snow Leopard en el SSD.

Después reemplacé el DVD por el disco interno y armé la Mac.  ¡Increíble! ¡Snow Leopard 10.6.6 arranca en 8 segundos! Photoshop tarde 3 segundos, y Safari 2 segundos. No puedo estar más feliz.

En total mi disco usa 30 GB con programas, los archivos los guardo en el segundo disco, y no tengo ningún problema de compatibilidad, hibernación, ni del sistema. Había leído que hubo problemas en «dormir» OSX con SSD, pero no me ha pasado, lo único que hice fue seguir los consejos de un sitio y deshabilité el «noatime«.

He puesto las MacBook lado a lado con la i5, y en arranque y abrir aplicaciones ¡hay una diferencia abismal!  Estoy seguro que las aplicaciones «procesan» mas rápido en la i5, pero se que por lo menos en 2 años no voy a necesitar reemplazar mi confiable Mac. Todo por menos de $250USD.

Eso es todo. Espero que mi experiencia sirva para alargar la vida a muchas computadoras que todavía tienen mucho que dar, ahorrar en actualizaciones sobre todo en los tiempos que corren.  Espero sus comentarios y sugerencias.