Unidisk 3.5, o el extraño caso del elusivo engrane

Al parecer mi pasión por los equipos retro se ha convertido en vicio. El problema es que ese modelo de Apple II en especial tenia un diseño muy atractivo, y los periféricos creados para este tenían un gran diseño. Así existió una linea dedicada específicamente a la Apple //c, que consistía en CPU, tres monitores (color 14″, verde 9″ y LCD flat panel 11″ ), mouse, joystick, Drive externo 5.25, Unidisk 3.5 e impresora Scribe. Todos compartían el mismo color crema, lineas paralelas, botones inclinados y formas curvas.

De todos estos, con el tiempo algunos se han convertido en piezas raras y difíciles de conseguir: el mas caro de todos es la pantalla LCD, que llega a venderse alrededor de los $400 dolares, seguido del monitor a color (ColorMonitor IIc) y el disco externo Unidisk 3.5, que se vender por $100-200 según su estado.

El Undisk 3.5 es una unidad lectora de discos de 3.5 pulgadas, color crema, pero es por sí misma muy especial: es una unidad inteligente, pues contiene un CPU 65C02, memoria y firmware propias. Esto era para poder manejar la transferencia entre una computadora de 1 mhz y el disco, creando el entrelazamiento de datos 4:1.

Por este motivo los lectores Unidisk son difíciles de conseguir. Tuve la suerte de hacerme de uno por medio de un sitio dedicado a estos sistemas, donde un usuario me vendió un extra a buen precio, $35.

Unos días después, la persona que me había vendido el monitor me contacto ofreciéndome la misma unidad, aunque descompuesta. Inmediatamente la compré y me dediqué a repararla. Resulta ser que estos drives al tener un mecanismo automático de carga y descarga del floppy, hacen uso de un un motor interno con engranaje plastico delicado, que llega a romperse. Incluso existe un video mostrando esto.

Exactamente este era el problema: un engrane estaba roto a la mitad y el conseguir un reemplazo ha resultado todo un viacrucis. Por supuesto en linea es muy difícil conseguir un engrane en específico. He buscado en tiendas de hobbys, donde tienen piezas para modelos a control remoto que usan pequeños engranes como el que necesito. Logré conseguir uno «casi» igual, pero resultó un milímetro mas grande y no permite el giro.

Tengo varias opciones para arreglar el motor:

  • comprar una unidad usada y sacar el engranaje
  • seguir buscando en tiendas de modelos a escala
  • comprar bolsas de engranes esperando encontrar el tamaño adecuado
  • hacer uno nuevo en una impresora 3D

Esta ultima opción me gusta, por la novedad y diversión que significan. He encontrado en mi ciudad un «Maker Shop« que es una especie de bodega donde tienen herramientas e imprentas 3D, cortadoras, etc. para que la gente trabaje en sus proyectos electrónicos y prototipos.

Por lo pronto tuve la suerte de encontrar un par de discos para Mac a $20, los compré y reemplacé el mecanismo por lo que ya tengo ambas unidades de disco funcionando. Pondré a la venta uno de los Unidisk para recuperar mi inversión, y pronto iré al «Maker Shop» a crear el elusivo engrane y divertirme como solo un «geek» sabe hacerlo.

Monitor a color //c

No cabe duda que como dice la canción «la vida te da sorpresas…» cuando ya había dado por terminado el proyecto Apple //c, encontré en un «pulguero» local arrumbadas, una Apple //c con su respectivo monitor a color. no pude resistir a la tentación, ya que esos monitores son escasos y muy difíciles de conseguir, aparte de la diversión que conlleva el restaurar algo así. Por supuesto que el estado era lamentable: completamente amarillos, sucios y empolvados. después de un rato de regateo pagué $50 por los dos.

Al llegar a casa, después de probar que funcionaran, comencé el clásico proceso de limpieza, desarmado y restauración. Lo mas importante es que al trabajar con estos monitores, se tiene que tener mucha precaución pues retienen la carga eléctrica por un tiempo, y pueden soltar un choque eléctrico mortal.

Me armé de un par de guantes de hule, y procedí a descargar el monitor. Ya con mas seguridad, pero sin quitarme los guantes, desarmé las piezas plásticas, les di una buena lavada con cepillo y fibra para dejarlo bien limpio y listo para el Retr0bright.

Tomó todo el fin de semana para lograr restaurar el color de el monitor y CPU a su estado original. Esta vez utilicé una versión mas fuerte con Peróxido al 30%, lo que redujo el tiempo de mantenerlo al sol.

El ColorMonitor IIc, era lo ultimo en tecnología en su tiempo. Tiene controles de vertical, horizontal y barrido, y en la parte frontal de brillo, color y un botón para cambiar de color a blanco y negro, esto es muy practico para cuando se usa un procesador de palabras, o la versión de «80 columnas» que requiere mas nitidez en la pantalla.

Claro que este viejo monitor tiene algunos detalles: una esquina esta rota, tiene una rajadura en la parte superior y la puerta de controles tiene rota una bisagra, pero todo (menos la esquina) es reparable. Sobre todo después del tratamiento de Retr0bright, el monitor parece nuevo otra vez, listo para ser usado otras dos décadas.

Reparando la bisagra.

Como mencione anteriormente, una de las bisagras de la tapa frontal, que cubre los controles del monitor se encuentra rota, de hecho solo quedan pequeños pedazos por lo que he tratado de recrearla, con pedazos de plástico. mis primeros intentos parecían dar frutos, pero al momento de conectarlo se rompen con la presión. el problema es tratar de unir varias piezas formando la nueva bisagra, me doy cuenta que es necesario crear la pieza de un solo trozo de plástico, para que resista la presión.

La Apple //c, ¡a color! (actualizado)

En mi continua aventura con la Apple //c, he tenido muchas satisfacciones, pero una de las cosas que me molestan es el monitor verde. Para leer y trabajar en procesadores de palabras está bien, pero en los juegos, lo mejor de la Apple II, ver todo de un solo tono es a veces desesperante, sobre todo en juegos que tienen un cielo estrellado y a la vez te disparan, no hay distinción entre ellos.

Por esto y más, estuve buscando un monitor a color. Originalmente Apple sacó un modelo específico para la //c, pero es de 14″, muy grande y voluminoso. aparte de eso, es muy difícil de conseguir y a precio de oro. El último que encontré costaba arriba de los $300.

Mis otras opciones fueron conectarlo a una TV, algo poco práctico, y también probé un monitor LCD, sin buenos resultados, pues los monitores nuevos son de formato 16:9, mucho más alargados que el tradicional.

La mejor solución era conseguir un monitor del mismo tamaño, pero a color. En muchos foros pregunté si se le podía adaptar monitores de Macintosh Classic Color, de televisiones Sony, monitores de vigilancia, todos ellos de 9″, pero el tamaño o la circuitería no permitían adaptarlo en la carcasa del original verde.

Por fin hace unas semanas encontré una pantalla LCD de 8.4″ que después de comparar medidas, le quedaba exacta. La compré, y hoy me llegó.

Es un monitor Phillips, muy moderno, pero formato 4:3. Viene en circuito «pelado» sin base o carcasa alguna, lista para ser colocada en algún proyecto. Al conectarse, tiene tres entradas: RGB, AV1 y AV2. Estas dos últimas son clásicas entradas RCA, exactamente lo que necesitaba. trae también un panel con el LED, y botones para prender, seleccionar la entrada y ajustar color, brillo, contraste etc. en el monitor. Incluso maneja volumen, cosa que no necesito ni tiene bocinas integradas.

El primer paso fue probarlo. No venía con fuente de poder, pero es una conexión estándar 12 V, por lo que no fue difícil conseguir adaptador. De ahí, el momento de la verdad: conectarlo a la computadora.

¡Eureka! la prueba fue todo un éxito. Ahora, a ajustar la pantalla a la carcasa original.

Esto requirió varios ajustes, y al final un cartón para sostener en su sitio el monitor, atornillado a los hoyos originales.

Ahora se me presentan varios problemas: el monitor original mantenía la cubierta de plástico unida, al reemplazarla no hay forma de mantener juntas algunas partes, tendré que ideas la forma de añadirle tornillos o como último recurso pegarla. Esto no me gusta pues no hay forma de darle mantenimiento más adelante.

También tengo que idear una forma de ajustar el LED y los controles para ser utilizados por los controles originales del monitor.

Pero eso lo haré un poco más adelante, ¡ahora a disfrutar de mis juegos a color!

Actualización:

Como el monitor ahora no pesa nada, se cae fácilmente del pedestal. Me puse a hacer varios ajustes, entre ellos:

– atornillar el monitor al pedestal, tuve que comprar un tornillo especial pues el original es manufacturado y no encontre alguno que le quedara.

– Posicionar el botón de ajuste de brillo y el de encendido, para o tener dos hoyos a los lados del monitor.

– agregar una entrada de cable de poder directamente a la parte trasera, para que se vea como el original.

– Agregar la entrada RCA a la parte trasera para ser como el original.

Con estos ajustes, conecté el adaptador de corriente dentro de la caja del monitor, y de paso conecté el botón de encendido a éste para que funcione como el original. También reemplacé el LED del monitor con un cable largo para que funcione en la parte frontal del monitor, como el LED original.

En breve subiré fotos.

Reparando un antiguo joystick

Como muchos saben, tengo una afición por equipos Apple antiguos, en especial la Apple //c. Recientemente encontré a buen precio un joystick fabricado por Apple específicamente para la //c, que tiene la particularidad de ser color platino en lugar del beige de los demás modelos de Apple II.

Estos modelos de joystick por cierto se han vendido muy caro en eBay, hasta US$200, por lo que había perdido la esperanza de hacerme de uno. Cuando vi la oportunidad, decidí arriesgarme y al final lo gané por $16. Nada mal, sin embargo cuando lo conecté a la computadora, pude comprobar que los botones de disparo no funcionaban.

Me encontré ante un dilema, pues no existen piezas de repuesto para este equipo, así que procedí a abrirlo para tratar de repararlo.

Primero al abrirlo, veo que es un sistema sencillo: la manija centrl con los servos, y los dos switches, que se conectan a los botones directamente con un pequeño resorte.

Al probar los switches veo que es el problema, hace falta mucha y constante presión para hacer actuar el switch. Éste viene sellado, es una base plástica con un botón sostenido con un marco metálico «soldado» a cuatro puntos de plástico.

Procedí a rebanar tres de estos «remaches» para liberar el marco, sacar el botón circular de plástico y encuentro una placa también circular que es la que hace contacto entre dos piezas metálicas a las orillas y un tercer área circular metálica en el medio.

Como era de suponerse, estaban muy sucias, llenas de polvo y no sé qué mas. Limpié exhaustivamente todo con un paño  y alcohol, dejándolo bien limpio.

Volví a armar, soldar un par de cables que desconecté al abrirlo, y probé de nuevo. El resultado fue exitoso. Armé de nuevo el joystick y ahora no solo funciona, sino que es bastante sensible.

OBDII en acción

Hace unos días leí en Matuk una reseña sobre la nueva App de Chevrolet para sus autos. Como sé que también Ford, BMW, Mini y Mercedes Benz entre otros ya preparan autos con aplicaciones y conectividad a la red, pero hasta ahora no he visto quien provea información específica del auto, para poder visualizar información importante, como torque, revoluciones, aceleración, temperaturas, etc. e información específica como emisiones de CO2, enfriador, deslizamiento, centrífuga y sensores específicos del vehículo, que son reportados al OBDII.

Por eso decidí compartir los datos que en mi auto recibo por medio de ésta interfase, y creo que deberían ser un estándar para todo vehículo pues ayuda no solo a la manutención del mismo sino en carretera a detectar cualquier anomalía o cambio.

Esto es importante pues – ya me ha sucedido – algunas veces al auto reporta alguna anomalía y en el tablero sólo se enciende la señal de «check engine» lo cual no nos dice nada, y que muchas veces es algo trivial (como un sensor del escape) cuando nosotros creemos que es algo peligroso.

Ya en otra ocasión hablé del OBDII, esta vez he hecho una conexión directa al sistema de entretenimiento del auto, que me permite visualizar los datos mientras escucho música.

Espero sus comentarios.

XBMC en Raspberry Pi

Cuando compré el Raspberry Pi, mi primera idea fue usarla para un Media Center, después de todo, por $35 ofrece muchas posibilidades, así que preparé un par de memorias SD, e instalé Debian, después OpenElec y ahora RaspBMC.

Éste último ha resultado bastante bueno, pues OpenElec tiene un tamaño fijo de particiones, y para configurar un IP fijo es todo un rollo.

RaspBMC en cambio se auto instala, crea las particiones según el tamaño de memoria, y encuentra la red automáticamente. Prácticamente no tuve que hacer nada, sólo configurar el tamaño de vídeo, mi servidor, y algunos scripts externos.

No es tan ágil como el ATV2, pero no se puede esperar eso de una versión beta. La interfase es bastante rápida, de vez en cuando se traba (¿agregando datos?) a veces por minutos, pero se recupera. Solo una vez tuve que reiniciarlo, pero lo que mas me impresionó fue la calidad y velocidad en que corre una película «full HD»  (Avatar) sin detenerse a llenar el buffer, cosa que si sucede al ATV2. El único inconveniente es que no funcionaba el audio, al menos en esta película, tendré que investigar más a fondo.

Otra cosa que me pareció extraordinaria es la capacidad de recibir contenido Airplay (mandar vídeo desde un dispositivo iOS) sin problemas, de excelente calidad y velocidad. Probé con un par de vídeos Youtube desde mi iPad, a la perfección.

En general estoy muy contento, creo que dentro de poco veremos versiones más «pulidas» de RaspBMC, seguramente con más opciones y velocidad.

Mi nuevo proyecto: Raspberry Pi

Hace 35 años, Apple revolucionó el mundo de las computadoras al crear un ordenador accesible a las masas. En el 2006, OLPC (una laptop por niño, por sus siglas en ingles) inicio la producción de laptops a un precio muy bajo, ($100 dolares) para dar a estudiantes de países en desarrollo.

En 2006, un profesor de la Universidad de Cambridge, Eben Upton, decidió junto con algunos colegas diseñar una computadora pequeña y barata para estimular a los jóvenes en el campo de la programación, algo que es necesario en estos días.

De ahí nació el Raspberry Pi, una computadora de $25 y $35 dolares, con componentes baratos pero poderosos, accesible a todos los sectores, para promover la programación.

Me agradó la idea y hace unos meses hice el pedido de una de ellas, en preproducción, ya ahora por fin me ha llegado. Desde hace unos días había preparado una tarjeta SD con el sistema operativo, Debian Linux.

Este va a ser un proyecto divertido, pienso comenzar instalando XBMC via OpenELEC (un Media Center, o centro de entretenimiento para la televisión) en una tarjeta SD y en otra RaspBMC y ver cual funciona mejor.

Actualización:

Con el juguete nuevo, estuve toda la tarde experimentando con Debian y RaspBMC, este ultimo funciona de maravilla. Me falta todavía configurar la red, y hacer algunas pruebas, pero pinta muy bien como mi siguiente Home Theater!

Actualización:

Después de varias horas de búsqueda, logre configurar la red para usar un IP fijo, pues el DHCP no encontraba el servidor.
Logre conectarme a Internet, bajar plugins, conectarme a mi servidor de vídeo y ver un par de películas. Se nota a leguas que es Beta, pues no soporta varios formatos, (mkv hasta donde he visto) y es un poco lento en responder, a diferencia del ATV2.

Sin embargo al interfase  es perfecta, y para un aparato tan pequeño es una gran proeza.

 

Más sobre emuladores Apple II en iPad

Hace poco escribí sobre el emulador para iOS  Best of FTA. Resulta que la AppStore decidió quitar la aplicación, y  sincronizando mi iPad iTunes automáticamente removió la aplicación de mi dispositivo. Cuando me di cuenta, ya no había vuelta atrás. Después de pasar el disgusto, me puse a buscar como reinstalarla y de paso inhabilitar iTunes de hacer lo que se le pegue la gana con MI equipo.

Existe una opción en SBSettings, una app para activar y desactivar servicios en un aparato desbloqueado (jailbreak) que inhibe la capacidad de Apple en borrar aplicaciones no autorizadas. Con eso es suficiente para no volver a pasar un mal rato.

De ahí me dedique a buscar la aplicación en linea, y con mucha felicidad encontré ActiveGS en el mismo sitio, un .ipa que bajas e instalas directamente arrastrándolo en iTunes.

Lo mejor de todo es que viene con una infinidad de programas para Apple II y Apple IIGS ya instalados, listos para jugar, y se pueden instalar mas por medio de iTunes.

Ahora cargo con un extenso catalogo de juegos en mi mano, disponible en cualquier momento y en todas partes.

Baterias de respaldo y OSX

Con la llegada de la temporada de lluvias, he empezado a revisar las baterías de respaldo que tengo en casa, y reemplazando la principal por una de 1000 VA, me topé con una grata sorpresa: Lion no necesita que se instalen drivers o aplicaciones especiales para monitorear la batería, automáticamente la reconoce y se auto-configura. Lo único que hice fue instalar el aparato,  conectar el cable USB incluido, e inmediatamente me aparece en el panel de control bajo «energy saver» el menú de «UPS» muestra las opciones de apagar la computadora cuando esté solo con batería, así como la cantidad de carga de la misma.

Con esto puedo estar tranquilo de que mi equipo estará seguro y me dará tiempo de guardar cualquier trabajo antes de apagar el equipo en caso de falla eléctrica.

Proyecto Apple //c terminado

Por fin puedo decir que he finalizado mi proyecto. Ahora, a disfrutarlo. En realidad todavía quisiera comprar un monitor a color, y un disco 3.5 externo, pero creo que para el uso que le voy a poder dar, no vale la pena. Nunca comencé este proyecto con fines de lucro, a final de cuentas seria bonito tener el «set» completo, pero creo que terminaría siendo mas un estorbo que un beneficio.

Durante este proceso aprendí bastante, desde la recuperación de plásticos, limpieza de lectores, medios digitales, y un poco de transferencia entre sistemas obsoletos y modernos.

A final de cuentas logré lo que quería: volver a tener y usar el equipo que mas me ha gustado, y creo que lo voy a disfrutar por mucho tiempo.