Plex – el mejor "Home Theater"

feb 21

Plex – el mejor "Home Theater"

Uno de mis pasatiempos favoritos es el cine; me permiten relajarme y pasar un buen rato con mi familia. Como en el pasado trabaje para una empresa de audio y video, aprendí mucho sobre “Home Theater” o el negocio de el entretenimiento familiar. Las nuevas tecnologías han hecho que sistemas costosos y complejos sean fáciles de emular usando dispositivos relativamente baratos sabiéndolos configurar.

Para quien no lo sabe, hace algunos años un sistema de entretenimiento en múltiples habitaciones, con controles de audio y video, un servidor central de vídeos o DVDs llegaba a costar alrededor de los $50,000.00 dolares.
Hoy en día ese mismo sistema se puede implementar por menos de $5,000.00 dependiendo de la cantidad de televisores y cuartos a utilizar.

Todo esto viene a colación pues quiero compartir la experiencia que fué instalar un “Home theater” bastante elegante, fácil de usar y con espacio para crecer en el futuro.
Existen muchas soluciones en el mercado, muchas son propietarias, pero yo me inclino mas por las de código abierto por tener muchas mas opciones a un costo bajo o inclusive gratis.

En cuanto a Hardware, las PCs armadas son lo mas barato, pero no lo óptimo por el tamaño y el ruido, lo mismo pasa con el Xbox 360, muy ruidoso y se calienta.Al final de cuentas me decidí por una Mac Mini: el precio es un poco mayor que equipos similares, pero a diferencia de éstos trae de fabrica lector de DVD, control remoto es completamente silenciosa.
En aplicaciones se tienen tres opciones:

Front Row, el programa que viene por defecto en el sistema operativo, es muy limitado y esta pensado para consumir servicios de Apple.

XBMC, (Xbox Media Center) programa de código abierto que se desarrollo al principio basado para la consola Xbox, que ha sido adaptado a todo tipo de sistemas operativos.

Boxee, un “fork” o bifurcación del XBMC que ha tenido mucho éxito y tiene hasta su propio hardware.

Plex. otra bifurcación del XBMC, y para mi la mas elegante de todas, con atributos que pueden llenar la mayoría de las necesidades en un sistema casero.

Plex es una aplicación disponible en  OSX, windows, IOS y Android, con una interfase limpia y elegante con un sistema poderoso.
El programa en concreto es un controlador y visualizador de contenidos, como música, películas, series de televisión y fotografías. También dispone de  “plugins” que expande las alternativas de visualizar contenidos de Internet, como Hulu, BBC iplayer, TED Talk, Netflix y servicios de música, imágenes y vídeos como Youtube y Vimeo.

En OSX son 2 programas: el visualizador y el servidor.  el servidor es una base de datos con todos los archivos, nombres, afiches y todo lo referente a el video, película o serie de televisión.

Para los archivos de películas y series, las opciones son tener un servidor de archivos o un disco duro externo,  ambas funcionan bien, y como yo ya tengo un servidor casero, lo uso para archivar películas y tener respaldo de todas las computadoras en casa.

Plex lee del servidor el álbum de fotos, la colección de música, los vídeos caseros y la colección de películas y series televisivas. De hecho veo muy poca TV: normalmente “bajo” películas compradas en iTunes, o convierto mi archivo de DVDs a ficheros AVI, MKV o ISO para guardarlos en el servidor.
Para convertir DVDs uso un programa muy bueno llamado VisualHub, por desgracia fue descontinuado pero con Handbrake se puede hacer lo mismo.

También llego a bajar series de televisión extranjeras que no se encuentran disponibles en tiendas virtuales por medio de torrentes, aunque la mayoría las ponen en sus sitios web al día siguiente, es solo que es mas practico verlo en formato de vídeo que por medio de un navegador.

En cuanto a musica utilizo Shoutcast, musica en linea de todo el mundo con una variedad inmensa.

En estos días cuando escribía este post, algunos amigos me han señalado el Apple TV 2 (ATV2) que puede ser convertido a un servidor muy parecido al Plex, voy a investigar y vere si puedo reemplazar mi Mac Mini por algo asi.

Mientras tanto, espero comentarios y criticas.

Read More

Jugando con OBD-II

feb 09

Jugando con OBD-II

Siempre me ha apasionado la tecnología y disfruto de enormemente abrir y analizar todo lo que tengo, para entender cómo funciona y tratar de acrecentar su funcionalidad.

Desde muy joven mi padre me inculcó el gusto a los oficios, como la carpintería y la mecánica. Desde entonces ya solía ayudarlo a cambiar bujías, aceite y mantenimiento en general, vaya, hasta llegué a cambiar frenos de tambor y disco. Con el tiempo la tecnología automotriz ha cambiado y ahora los autos usan computadoras que han substituido muchas funciones mecánicas, esto, en cierto modo es bueno, pero dificulta el diagnóstico de problemas pues se necesitan aparatos “especializados” para leer códigos generados por estas computadoras.

El OBD-II (On-Board Diagnostic) es un estandard, creado para comunicarse con la computadora del auto – instalado de fábrica después de 1996. El OBD-II es un conector que se encuentra normalmente entre el volante y los controles de pie, y una vez conectado permite leer, transmitir y modificar datos.

Para tener acceso a estos datos hay que llevar el auto a un taller mecánico o distribuidor autorizado que tenga un aparato lector de ODB-II. Ellos lo conectan al auto y pueden diagnosticar en pocos minutos en que situación se encuentra el vehículo. El aparato es relativamente costoso y los códigos que usa son un tanto crípticos, cosa que aumenta el costo del diagnóstico hecha por el mecánico.

Esto me recuerda cuando hace varios años atrás iba manejando mi SUV cuando de repente todas las luces del tablero se encendieron, y empezó a parpadear el letrero de “check engine”. Sobra decir que entré en pánico, inmediatamente me estacioné, apagué el auto y volví a encenderlo. El motor sonaba bien, no tenia ningún ruido, humo o señal de falla, pero todas las luces del tablero indicaban una falla, con el “check engine” todavía parpadeando. Al final llamé al concesionario, quienes me dijeron que podía manejarlo sin problema y que lo llevara al siguiente día. Cuatro días después y $350 menos me reemplazaron un sensor que fue el causante de todo el lío.

Este tipo de experiencias es lo que me impulsó a buscar un dispositivo para leer los mensajes de la computadora en mi auto y tener un control más claro de lo que pasa en el motor.

Kiwi WiFi

Después de mucho buscar, encontré el Kiwi Wifi de PLX Devices, que es un dispositivo que se conecta al ODB-II y manda los datos via WiFi al iPhone, el cual se usa en conjunto con un programa. Existen varias aplicaciones para Windows e iPhone, pero el que me convenció fue uno llamado DashCommand. – Por cierto, tienen una versión para Android.

El aparato y el programa cuestan menos de $200 usd y permiten la lectura de los datos del auto por medio de un panel de instrumentos, como por ejemplo niveles de aceite, gasolina, presión, torque, aceleración, revoluciones por minuto, niveles, etc. También mide el patinaje o derrape, que muestra en tiempo real niveles de movimiento lateral, aceleración, y fuerzas G. El inclinómetro ayuda al monitoreo de nivel de terreno en distintos tipos de carretera, y la pista de carreras crea un mapa visual de el camino recorrido con aceleración y frenado para poder analizar los cambios ejercidos en la pista.

Velocidad

Inclinómetro

Manejo y Consumo

Uso de Combustible

Fluidos

Lo que más me gusta de este programa es la parte de diagnósticos, el cual muestra los errores marcados y su significado, con la posibilidad de borrar el error una vez leído. Un par de veces el sensor de Oxígeno me ha mandado errores, los cuales no son importantes pero que en mi tablero aparecen sólo como “check engine”.

De vez en cuando utilizo el Kiwi para monitorear algunos recorridos, y ver el desempeño de mi auto. Lo uso también para revisar los autos de mi familia sobre todo cuando aparecen los errores. El software permite separar por vehículos los resultados, reconociendo a cada cual por el VIN (Número de Identificación de Vehículo) y guardándolo en su propia base de datos.

Una de las cosas que mas me gustan del dispositivo es un pequeño switch en el costado, este permite apagarlo y prenderlo a voluntad, por lo que se puede dejar conectado permanentemente y solo activarlo cuando es necesario.

Pues ya está, es todo por el momento. Estoy seguro que en unos meses saldrán apartos y programas más sofisticados que permitan controlar e inclusive modificar (tuning) la computadora de a bordo para dar mejor economía, aceleración o lo que sea. Ford sacó el Ford SYNC con MyFord Touch que permite un poco mas de control sobre las funciones del automóvil, internet y sobre todo entretenimiento. Otros dispositivos como Mavia permiten hacer todo esto y más, como localización por GPS, y otras opciones en línea que todavía no me convencen, como suscripciones y “geotagging”. En fin, el futuro viene muy “Hackeable”. Como siempre, espero sus comentarios y sugerencias.

Read More

De como renove mi vieja Macbook Pro

feb 03

De como renove mi vieja Macbook Pro

Novedad: he instalado un programa que habilita “TRIM” lo que permite a un disco SSD manejar la información mas eficiente y por ende funcionar mas rápido. la liga aquí.
También puedo afirmar que después de un mes de haber actualizado, mi computadora sigue muy rápida, eficiente y puede competir con MacBooks actuales.

Desde hace 5 años tengo una Macbook Pro 2,2, fabricada en el 2006. Es una computadora confiable, fuerte y solo una vez he tenido que cambiarle el disco duro, que murió de repente. Tiene el máximo de RAM que son 2 GB, disco interno de 200 GB y un procesador Intel 2.16 Core duo.
Siempre he procurado tener instalada las última versión del sistema y de los programas que diariamente uso. Poco a poco se ha  vuelto lenta, sobre todo al arrancar y abrir programas.

En el trabajo uso una Macbook Pro i5 con 4 GB de memoria  por  lo que puedo ver  la diferencia entre ambas máquinas. Pensaba que tal vez me convendría sustituirla por un modelo nuevo, pero simplemente no traía  US$2k en el bolsillo, así que tenía que empezar a buscar otras alternativas y/o soluciones.

Después de varias búsquedas, y leer diferentes artículos, entendí que uno de los cuellos de botella era el acceso al disco duro. Dependiendo de la velocidad de este al abrir aplicaciones y leer archivos hace mas rápida o mas lenta la experiencia.
Hoy en día existen muchas opciones de discos, algunos por cierto son bastante rápidos, pero al ser considerar que es para una laptop,  los que son mas rápidos (7,200 a 10,000 revoluciones) producen mucho calor, ruido y requieren de más batería.

Aquí es donde me interesaron los SSD – Discos de Estado Sólido, los cuales son muy parecidos a la memoria RAM, pero que funcionan como un disco duro. Las ventajas de estos son la velocidad de acceso, el poco consumo de energía, y el hecho de no tener piezas móviles, lo que los hacen muy resistentes.  De nuevo, las velocidades de lectura y escritura son increíbles.

Mi Mac tomaba de 45 a 60 segundos en arrancar, cuando la i5 toma como 30. Lo mismo pasaba al correr aplicaciones, Photoshop arrancaba en 15 segundos. Tal vez suene exagerado pero cuando necesitas terminar un proyecto cada segundo cuenta, y sobre todo si tienes una idea o archivo que te urge trabajar.

El problema es que los precios son todavía altos, en comparación con los discos duros normales. Un disco de 240 GB costaba casi US$500. Nuevamente surgía la pregunta ¿Que hago? ¿Como puedo obtener un balance  entre capacidad y precio?
Para quien le interese aprender a fondo sobre SSD, Anandtech tiene una excelente Antología.

Al final decidí comprar un disco de 120GB por 2 razones: es suficientemente grande para instalar el sistema y algunas aplicaciones, con espacio para uso de el mismo sistema y Photoshop como “scratch” o cache, y el precio estaba alrededor de los US$200.   Los archivos y aplicaciones “pesadas” las dejaría en el disco original. El problema era que tendría que convertirlo en externo, pero había otra opción: OWC y otras empresas ofrecen un adaptador que permite reemplazar el DVD interno por un disco duro,  y como casi no uso el DVD, me gusto la idea. Para las nuevas Macbooks OWC tiene el adaptador, pero para mi modelo, requerí de un adaptador especial. OptiBay lo vende, aunque al final lo compre en Ebay por mucho menos ($20).

El mejor disco en mi investigación fue el Mercury Extreme Pro, de OWC. este esta optimizado para OSX, utiliza el procesador SandForce y es el que mejor ha salido en distintas pruebas de sitios tecnológicos. Sin embargo el precio es alto; US $250 por lo que me puse a buscar alternativas, encontrando el OCZ Vertex 2 y el Corsair Force series. Ambos utilizan el mismo procesador SandForce y el OCZ es idéntico en especificaciones al Mercury.

Al final me decidí por OCZ, conseguí uno en descuento por Amazon, y procedí a la instalación (OWC tiene muy buenos videos de cómo hacerlo). Antes de reemplazar el DVD, hice una instalación nueva de Snow Leopard en el SSD.

Después reemplacé el DVD por el disco interno y armé la Mac.  ¡Increíble! ¡Snow Leopard 10.6.6 arranca en 8 segundos! Photoshop tarde 3 segundos, y Safari 2 segundos. No puedo estar más feliz.

En total mi disco usa 30 GB con programas, los archivos los guardo en el segundo disco, y no tengo ningún problema de compatibilidad, hibernación, ni del sistema. Había leído que hubo problemas en “dormir” OSX con SSD, pero no me ha pasado, lo único que hice fue seguir los consejos de un sitio y deshabilité el “noatime“.

He puesto las MacBook lado a lado con la i5, y en arranque y abrir aplicaciones ¡hay una diferencia abismal!  Estoy seguro que las aplicaciones “procesan” mas rápido en la i5, pero se que por lo menos en 2 años no voy a necesitar reemplazar mi confiable Mac. Todo por menos de $250USD.

Eso es todo. Espero que mi experiencia sirva para alargar la vida a muchas computadoras que todavía tienen mucho que dar, ahorrar en actualizaciones sobre todo en los tiempos que corren.  Espero sus comentarios y sugerencias.

Read More